La impuntualidad: El Mundo de las excusas

 Antes de entrar a la temática, te invito a escuchar una escena dramatizada de la impuntualidad.

Como ejemplo de la grabación que acabamos de escuchar,  se puede decir que todos, alguna vez hemos llegado tarde a alguna parte, tal vez porque tuvimos algún inconveniente, ocurrió algo de repente. Sin embargo, hay personas que llegan tarde a cualquier lugar, porque ya se les hizo costumbre ser impuntual.

Y en nuestro país, abundan las personas impuntuales, y eso no es extrañeza para nadie. Para ir a la universidad, para una reunión, en una cita con el novio o la novia,  para ir a una fiesta o  para ir alguna actividad siempre un nicaragüense llegará tarde y  es en ese momento en el que se la ingenia para inventar un montón de excusas, para justificar su llegada tarde.

¿Pero ser impuntual que refleja de nosotros?

Según la psicóloga  María Luisa Martínez, ser impuntualidad es un anti valor que refleja nuestra, irresponsabilidad, falta de compromiso, interés, desorganización e irrespeto hacía el tiempo de las otras personas.

Además de todo  eso, la impuntualidad también  nos hace personas desconfiables.  Y la página familia.info expresa que: “vivir el valor de la puntualidad es una forma de hacerle a los demás la vida más agradable, mejora nuestro orden y nos convierte en personas dignas de confianza”. En cambio un individuo que es impuntual es desconfiable para dejarle a cargo una actividad o trabajo importante.

Por eso practicar la puntualidad es un valor que nos puede dar buena referencia en nuestra vida cotidiana, en cambio la impuntualidad demuestra un resultado negativo de nosotros mismos. Si esto es así, entonces ¿Por qué el nicaragüense es impuntual?

A continuación un sondeo con las respuestas de varias personas  que opinan sobre la impuntualidad.

Es interesante escuchar, como las personas reconocen los motivos por los cuales somos impuntuales, sin embargo aunque se reconozca este fenómeno en nuestro país, muy pocas personas practican la puntualidad.  Martínez  afirma: “Nuestra misma sociedad no nos exige ser puntual”.  Y quizás por eso preferimos llegar media o 15 minutos tarde de la hora acordada, porque ¡Nadie nos va a reclamar por eso!

Como todo valor, la puntualidad tiene su origen y este inicia desde el hogar. Así lo afirma el docente  de Comunicación Social  de la Universidad Centroamericana, Sandro Durán: “Para erradicar la impuntualidad tiene que ser enseñando desde la casa, los padres de cada niño, deben enseñarles a ser puntuales”. Cuando se es niño, los padres son un modelo a seguir y si estos son personas que carecen del valor de la puntualidad, es probable que el infante tome y desarrolle el mal hábito de la impuntualidad. Así que desde ahora el valor de la puntualidad debe ser enseñando obligatoriamente.

Por otro lado, en Nicaragua se dice de que la impuntualidad es parte de nuestra cultura, afirmación que es un poco dura para nosotros mismos, porque sería estar normalizando y aceptando que vivimos en una sociedad llena de antivalores. El docente de Comunicación Social de la Universidad Centroamericana Sandro Durán opina al respecto: “Yo no pienso que la cultura se compongan de malos hábitos  y de mala costumbres”.  Y la impuntualidad no es más que eso, un mal hábito que no hace buena referencia de nosotros mismos.

Y para luchar con el mal hábito de la impuntualidad  aquí te dejamos algunas recomendaciones:

Tips para la puntualidad

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s